cabecera
titulo_capitulo
ss XV-XVI








Editorial

El crecimiento de las ciudades va asociado al aumento de la movilidad de las personas y viceversa. A partir del siglo XV se produce una revolución urbana en el interior de las principales ciudades del reino, sobre todo de la vieja Castilla. Una de las principales preocupaciones de los gobernantes fue la mejora de los caminos, puentes y calles con el fin de facilitar el transporte de mercancías y viajeros.

Empiezan a redactarse las primeras leyes regulando la circulación de bestias, carros y mercancias para ordenar el tránsito por el centro de las villas castellanas. Se sanciona con severidad el exceso de velocidad de las

mulas de los aguadores, se prohibe la instalación de puestos en las calles para evitar los atascos de carretas, se regula la carga y descarga de mercancías y todo ello facilita la instalación en la Villa y Corte de una nueva clase social recién llegada a la nueva corte de Felipe II.

Se elimina de las calles el antihigiénico ¡Agua va! y empiezan a circular por el centro de Madrid los primeros coches de cuatro caballos, todo un lujo en la villa, y los primeros taxis, las mulas de alquiler. De todo ello se habla en el presente capítulo

CON LA INTENCIÓN DE MEJORAR LA HIGIENE PÚBLICA

Los Reyes Católicos prohiben la circulación de cerdos en Madrid

Valladolid, 1496. Desde su residencia castellana los Reyes Católicos han mandado cumplir una provisión que prohibe la circulación de puercos por las calles de Madrid bajo multa de diez mil maravedís.-

PLAN DE MEJORAS DE LOS ACCESOS A LA CIUDAD

Comienzan las obras del puente de Segovia

Madrid, 1582. La Junta de Urbanismo de Madrid, dirigida por Juan de Herrera, proyecta modernizar la Villa y Corte con la ordenación de la Plaza Mayor y la construcción de un nuevo Puente de Segovia.-

LA FOTO

 

La modernización de la Villa empezó en tiempos de los Reyes Católicos, pero fue durante el mandato de Felipe II cuando la nueva Corte se ajusta a las características urbanas de una ciudad europea.

Para ello el nuevo monarca y sus colaboradores tienen muy claro que hay que mejorar los accesos, ensanchar calles y poner un poco de orden para facilitar la vida comercial y social de los madrileños.

Madrid se llena de extranjeros y diplomáticos atraídos por el rey de medio mundo y los carros, carretas, carrozas y coches inundan el centro.-

más información

LA NUEVA CAPITAL ATRAE A MUCHAS PERSONAS EN COCHE

Felipe II regula el tráfico de vehículos en el centro de la Villa

Madrid, 1578. El notable aumento de coches y carrozas en la nueva capital ha obligado al monarca a poner un poco de orden en el tráfico. Para ello ha prohibido a los madrileños y demás personas que no circulen con coches o carrozas prestados o no tengan 4 caballos de tiro.

PARA MEJORAR EL TRÁFICO DE PERSONAS Y COCHEROS

Aprobado el Bando de Policía

Madrid, 1591. La nueva ordenanza intenta ordenar el modo de trabajar y vender los productos en los comercios y en la vía pública y establece los derechos y obligaciones de los comerciantes y transeúntes. A los artesanos y obreros se les recuerda que no deben colocar sus herramientas y bancos de trabajo en la calles para no entorpecer la circulación.-

Se advierte a los aguadores que no vayan corriendo con los asnos

Madrid, 1500. El Consejo de Madrid sanciona con penas de diez días de cadena a los aguadores que derriben personas por exceso de velocidad. La nueva ordenanza de carreteros castiga también a los carreteros.-

La Regalía de Aposento frena el crecimiento de la ciudad

La prohibición de levantar viviendas de más de una planta sin permiso del rey incrementa el número de casas de planta baja.-

 

LA PREGUNTA

¿Sabe cómo fueron los primeros taxis que circularon en Madrid? -->

LA CURIOSIDAD

A finales del siglo XV y principios del XVI aparecen los vicios actuales que alteran el tráfico urbano en las grandes ciudades: la velocidad inadecuada, el aparcamiento indebido, la carga y descarga y el aumento del parque móvil

Polémica por el precio de las mulas de alquiler

Madrid, 1569. Un pregón de los Alcaldes de Casa y Corte intenta regular los abusos del negocio de las mulas de alquiler. El Ayuntamiento impone a los empresarios del sector que no pueden alquilar mulas a más de 60 maravedís por día, tarifa con la que no están de acuerdo los dueños de los animales porque argumentan que en los últimos años el combustible, es decir, la cebada, ha subido el doble, pasando de 4 a 8 reales. Además -indican los taxistas de entonces- el alquiler de las casas y caballerizas donde descansan les cuesta 6 ducados al mes.-

EL COMERCIO EN LA VÍA PÚBLICA CAUSA DE LOS PROBLEMAS

Se regula la venta ambulante para evitar los atascos de carretas en la Puerta de Sol

Los corregidores de Madrid intentan evitar los problemas de tráfico ocasionados por las instalación de tendejones en el centro de la Corte que impiden la circulación de carretas.-

 

Se permite a los carreteros a pacer con sus mulas o bueyes por los términos de las ciudades

Alcalá de Henares, 1498. La Real Cabaña de Carreteros, organismo encargado de regular el transporte por los caminos de España, ha recibido el favor de los Reyes Católicos para circular con sus carros y carretas sin necesidad de sanciones al pasar por las tierras de pueblos y ciudades. También quedan regulados los derechos de portazgos.-

Multas de cien maravedís por correr con las carretas

Madrid, 1493. El corregidor Juan de Valderrama y el Concejo de Madrid ha aprobado la Ordenanza que sanciona con severidad a los carreteros que vayan corriendo o trotando con sus carretas.-

www.madridcarruajes.com / javier leralta 2014 ©